17/11/09

.

Anhelar lo que no alcanzo, desear lo que no veo, sentir habitados los pliegues del alma y sin embargo estar sola.
A estas horas desvarío, sueño despierta, febriles delirios éstos que abro en mi ventana, en la tuya, en las vuestras. Sonrío. Leo. Escribo. Pienso. Siento. O será a la inversa? Siento. Pienso. Escribo. Leo. Sonrío y Cabeceo? Luego , cansada ya, apago el mundo. Estuviste.

2 comentarios:

Isabel dijo...

Me he encantado este texto,amiga.A veces yo también quisiera poder apagar el mundo,pero lo que más me gusta es ser capaz de mantenerlo encendido,al menos el mío...
Un abrazo.

DE LUGARES Y OTRAS COSAS... dijo...

hermoso blog, en palabras y en imágenes, un saludo cordial de una nueva seguidora. Martha.