27/11/09

otra vez te soñé

.
.

Volví a soñarte de nuevo, ah, esta necesidad mía que cuánto más te vas más necesidad te tengo. Ya, ya sé que cuando no estás es porque quieres que yo no esté, de acuerdo, no te buscaré más pero ¿aprenderé acaso a vivir conmigo misma como única compañía? Dejas correr el presente dejando tu mirada bella, insistente, lírica a veces detenida en el aire de lo que ha de venir. De eso se trata ¿no? Pero no basta con hacer huecos para rellenarlos con otras cosas sino de acomodar aquello que fue surgiendo, asirlo y hacerlo cuna de lo no acontecido. Hermosa manera esta de hacerse uno fuerte disfrazando el deseo de color, el sentimiento de poesía, sentimiento que quizás esté ya un poco fuera de lugar, como tantas veces!!... desde su mismo nacimiento; perseguir intervales de tenues resplandores sin sombras, de sueves arrullos carentes de voz y no aprender nunca a estar callada discutir conmigo misma este compartir, este hacer escena del amor y del discurso sintiendo la aplastante soledad, el olvido en que me dejas.

1 comentario:

DE LUGARES Y OTRAS COSAS... dijo...

hermoso blog, en palabras y en imágenes, un saludo cordial de una nueva seguidora. Martha.